Deporte y niñez

Como saben, siempre nos gusta y entusiasma mostrarles la importancia que tiene realizar actividad física, independientemente del tipo de ejercicio,  la edad y el género de cada uno. Por ejercicio entendemos que es una actividad física realizada de forma planeada, organizada y repetida.

Están comprobados científicamente los diversos beneficios que vienen aparejados con este tipo de hábitos en todas las etapas de la vida.

Muchas veces se relaciona a una cuestión meramente estética pero no debemos reducirlo a ello, ya que el ejercicio físico nos brinda bienestar psicológico, salud a nivel general de nuestro cuerpo, disminuye el estrés, aumenta el autoestima, alivia la ansiedad, mejora el rendimiento cognitivo, entre otras cuestiones.

El deporte es una manera de  realizar actividad física, aunque no toda actividad física es un deporte, y de acuerdo a cada etapa de la vida, nos puede brindar diferentes beneficios o aportar distintos aprendizajes.

En este artículo nos vamos a centrar puntualmente en la descripción de la importancia que puede tener realizar un deporte en la niñez.

La importancia del deporte en la niñez.

Beneficios del deporte en los niños

  • En primer lugar, practicar deportes estimula en los niños hábitos de salud e higiene que pueden mantenerse a lo largo de toda la vida.
  • Además, aumenta la aptitud física y facilita el desarrollo orgánico, funcional y su crecimiento, mientras brinda un espacio de juego (actividad central de los niños) y diversión.
  • Por otro lado, el deporte en la niñez enseña a cumplir y seguir reglas, lo cual es fundamental en esta etapa, y será una adquisición indispensable para vivir en sociedad.
  • A su vez, promueve la socialización, ya que le permite al niño relacionarse con pares e integrarse en un grupo. En el caso de deportes en equipo (futbol, básquet, hockey, etc.) además, enseña diversos valores esenciales como ser: luchar por un objetivo en común, solidaridad, generosidad y respeto, entre otros.
  • De igual modo, va inculcando en los niños el trabajar para conseguir una meta, tener responsabilidades e ir adquiriendo cierta independencia.
  • En cuanto al autoestima, le permite al niño descubrir recursos propios y, a su vez, visualizar algunas limitaciones. Estas últimas, son de gran importancia, ya que nos pueden permitir trabajar potenciando las primeras y aceptando las segundas.
  • Otro punto muy importante, es que debido a muchos de los factores antes mencionados, la práctica de un deporte ayuda a controlar los impulsos, favoreciendo así la inteligencia emocional.

En conclusión y para finalizar, resaltamos la importancia que tiene la práctica de un deporte en la niñez brindando pilares y valores (sociales y personales) fundamentales que nos podrán acompañar el resto de nuestra vida además de aportarnos salud y calidad de vida.

Fuente:

https://www.efdeportes.com/efd165/la-iniciacion-deportiva-para-el-desarrollo-personal.htm

Leave a Comment