La importancia del arte en adultos mayores

El arte-sano…

Hoy en día sabemos que la proporción de población adulta esta creciendo considerablemente respecto a la población joven. La esperanza de vida ha aumentado y con ello los avances en el mejoramiento de la salud en dicha etapa evolutiva. Pero aun falta mucho camino que recorrer…

También sabemos que no solo es el cuerpo y la biología del mismo el que envejece y va perdiendo paulatinamente ciertas funciones. Nuestra mente, también presenta cambios en esta etapa y es crucial llevar a cabo prácticas para mantenerla optima.

Las funciones cognitivas, como ser la memoria, atención, lenguaje, razonamiento, entre otras, son capacidades que van disminuyendo su rendimiento.

Acompañando a los cambios mencionados, el estilo de vida, las responsabilidades y la socializacion se ven modificadas por completo.

La estimulación cognitiva es una excelente opción para continuar manteniendo en forma nuestra mente, potenciando y mejorando las funciones cognitivas.

Beneficios del arte en a tercera edad

Una buena manera de estimular y acompañar este momento es mediante el arte. El arte en sentido amplio brinda momentos de relajación, conexión, estimulación, socialización que pueden ayudar a transitar este periodo de una manera fantástica.

A su vez, ayuda a mejorar la gestión de las emociones siendo un canal de expresión y comprensión, desarrollando confianza, seguridad y autoestima. Por otro lado, brinda sensación pertenencia y compañerismo con grupos de pares. Todo lo mencionado genera felicidad y realización.

Dentro de las opciones, podemos pensar la expresión corporal, teatralización, literatura, escritura, pintura, dibujo, baile, modelado, escultura, música, entre miles de opciones.

El aporte del arte en los talleres de estimulación cognitiva puede ser un aliado fundamental para que los temas atrapen a los participantes. Ademas, no sólo pone en movimiento el cuerpo, la motricidad y la mente, sino que fomenta la empatía, intercambio y sociabilidad.

Por otro lado, propicia espacios de reflexión, conexión con los propios sentimientos, abriendo un canal de expresión y creatividad.

Sumando a lo anterior, estimula todos nuestros sentidos, ejercitando la percepción visual, auditiva, táctil. También ejercita las demás funciones cognitivas como ser la flexibilidad mental, atención y memoria.

Es un reto para nosotros como profesionales de la salud acompañar a los adultos de manera acorde a sus requerimientos incluyendo sus gustos e intereses.

Por eso, si sos estimulador, ¡No te quedes en las fichas de lápiz y papel!😃

Hay miles de maneras de estimular y nutrir los espacios.
La etapa de hacer deberes en la escuela quedó tiempo atrás…

Llenemos los talleres de aventuras, arte, diversión, creatividad y juegos…😍

¡Hagamos un espacio único al que todos quieran asistir!🤗

Leave a Comment