¿Qué es el Mindfulness?

Muchos se preguntarán qué es éste fenómeno que está tan de moda… Antes que nada, tenemos que saber que lejos de ser algo nuevo, el Mindfulness se refiere a técnicas de meditación muy antiguas. Pero entonces, ¿porqué ahora todos hablan de eso?

Lo novedoso en estas prácticas es que la ciencia ha descubierto los beneficios que brinda su implementación de manera frecuente. Hoy por hoy, hay muchísimos estudios que avalan mejoras en pacientes que padecen diversas enfermedades, como así también en personas con adicciones.

Hay diferentes traducciones de su significado, como ser atención desnuda, visión clara, conciencia pura, pero la más utilizada suele ser atención plena.

Y, ¿De donde viene? El Mindfulness tiene su origen en religiones orientales como el budismo.

¿Que es? son ejercicios que están centrados en concentrarse en el momento presente, momento a momento, de manera no condenatoria y sin juzgarnos. Hay variadas maneras de practicarlo, como ser atender a la respiración, comer o caminar atentamente, entre otras. Para llevar adelante estas prácticas es necesario considerar algunas condiciones:

Mente de principiante

Se refiere a experimentar las cosas como si fuese la primera vez, con apertura mental frente a lo que se percibe y recibe. Es esa actitud que posibilita el aprender y la curiosidad.

No juzgar

Es normal que cuando recién comiences se presenten pensamientos y distracciones. Esta condición se trata de tomar esos pensamientos de manera neutra, sin juzgarnos. Tenés que notar esa distracción, y dejarla pasar. No etiquetar ni bien ni malo, ni correcto u incorrecto.

Aceptación

Se refiere a aceptar las cosas tal cual son, sin resistencias. La aceptación tiene que ver con soltar, dejarse sorprender, fluir, sentirse pleno en el ahora. La aceptación supone abrirse ante lo que tenemos frente nosotros.

No forzarse

Esta es una clave para iniciar en estas prácticas. Muchas veces nos ocurre que queremos llegar a un estado o una situación mental especial. No se trata de levitar ni mucho menos. Simplemente vivir el momento a momento, sin llegar a ningún lado, porque justamente el camino a transitar es el lugar a donde hay que llegar. Simplemente estar atento y permanecer en el presente.

Ceder

El ceder está relacionado con la aceptación, ya que el soltar implica aceptación. Dejar ir, soltar, desembarazarse de los apegos, del aferrarse. Que la experiencia sea lo que es. Se trata de no aferrarnos a cosas, sensaciones o emociones.

Confianza

Muchas veces cuando iniciamos creemos que no podemos. Se nos vienen a la mente ideas como : “Esto no es para mi”, “Ya me distraje…no sirvo”. A vos te digo, tranqui… tené confianza en vos mismo. Se trata de practica, como todo en la vida. Confiá en tus fortalezas, en tus sentimientos y en tus bondades.

Paciencia

La paciencia está relacionada con la confianza en uno mismo, ya que en el proceso de incorporar el Mindfulness a nuestra vida, muchas veces nos tentamos en abandonar por creer que no tenemos actitudes. Se trata de tener paciencia, cultivando el amor por uno mismo, ese amor que muchas veces queda tirado por el piso entre tantas responsabilidades. Querernos como somos, permaneciendo abiertos a cada momento, viviéndolo en plenitud. Date tiempo…

Los beneficios son increíbles, no sólo para aquellos que padecen, sino que cada día se incluye en más ámbitos estas prácticas, como ser hospitales, servicios de salud, empresas y escuelas.

Todos los días son ideales para arrancar una nueva vida. Aceptándote, disfrutando el momento, dejando de lado el pasado y futuro; estando más conectado con vos mismo, con tus emociones y sentimientos. Saliendo del piloto automático en que vivimos. Una vida sin estrés ni críticas es posible.

¡ANIMATE!

Comments on Post (1)

  • Fabian
    • abril 18, 2019 at 09 : 26 am

    Que genial practica….muchas gracias😊

Leave a Comment